Todo sobre los neumáticos

Es normal encontrar posts sobre cómo cambiar neumáticos, dónde comprar neumáticos o simplemente qué manualidades hacer con estas ruedas desgastadas.

Este artículo está diseñado para profundizar nuestros conocimientos en cuanto a los neumáticos y qué hacer ante un problema o que recomendaciones son las que más aplican para alargar la vida útil de los mismos.

El neumático o también llamado llanta, caucho o rueda, es una pieza que permite el contacto por adherencia y fricción con la carretera. Existen varios tipos de neumáticos los diagonales, radiales, semi-neumáticas, autoportantes, tubetypes y tubeless.

Los neumáticos son utilizados en automóviles, camiones, grúas, aviones, motos, bicicletas, entre otros.

Nomenclatura de los Neumáticos

Cuando somos nuevos propietarios de autos y toca reemplazar los neumáticos es una tarea que la vemos titánica, pues ¿cuál tipo de neumático es el indicado? ¿Qué números son esos?

La cosa es más fácil de lo que nos imaginamos. Así que anota esta información para saber de una vez por todas lo que significan estos numeritos tan raros que tienen impresos los neumáticos.

Por ejemplo, cuando hablamos de un caucho 180/55 ZR 17:

Es un neumático para una moto y es 180 mm anchura del neumático, 55 es la relación de la anchura del neumático con la altura del flanco. Lo que llamamos “Z” muestra un neumático deportivo y “R” es porque es una estructura radial. Finalmente, el 17 es el diámetro interno expresado en pulgadas.

Otro ejemplo es el caucho 225/50R16 91W:

255 mm es el ancho del neumático para autos desde un borde hasta el otro. Si has escuchado hablar del perfil de un neumático, este es el segundo numero en este caso 50 y lo acompaña una letra la “R” indica el tipo de carcasa, al igual que el anterior es radial. El tercer número en este ejemplo es 16 que indica las pulgadas de diámetro de la circunferencia interna.

El número 91 equivale a la carga del neumático, para esto hay una tabla ya definida. Y la letra “W” es la velocidad máxima que soporta el neumático a la circular, para esto también hay una tabla.

FOTO-NEUMATICOS-619x391[1]

En resumen, El primer número es de tres dígitos y es el ancho seccional nominal del neumático expresado en milímetros. El segundo número de dos dígitos es una relación en porcentaje con respecto al ancho, es llamada el perfil del neumático.

La siguiente es una letra que indica la construcción de la carcasa, puede ser: B: Cintas opuestas, D: Diagonal y R: Radial. Le sigue un número de dos dígitos que viene siendo el diámetro de la pieza metálica sobre la que se asienta el neumático, expresada en pulgadas.

Los siguientes números pueden ser de dos o tres dígitos y corresponden al índice de carga. Estos son algunos índices y su peso en Kg el cual es el máximo que un neumático puede soportar. La letra que lo acompaña es el índice de velocidad, pueden ser dos letras o una letra y un número.

Índice de Carga

Kilógramos

40

136

45

165

50

190

55

218

 60

250

65

290

70

335

75

387

80

450

85

515

90

600

95

690

100

800

105

925

110

1060

115

1215

Código de Velocidad

Km/Hr

A2

10

A5

25

A8

40

B

50

C

60

D

65

E

70

F

80

G

90

J

100

K

110

L

120

M

130

N

140

P

150

Q

160

Z

>240

W

270

(W)

>270

Y

300

(Y)

>300

Entre otras nomenclaturas que podemos encontrar está el M+S que corresponde a las iniciales de Mud and Snow, son aquellos que tienen un nivel de tracción superior para superficies con nieve o barro. Y otro aspecto importante que hay que verificar y saber diferenciar en los neumáticos es la fecha de fabricación. Son cuatro dígitos, por ejemplo 1016, los dos primeros significan la semana del año en que fueron fabricados y los dos últimos el año de fabricación.

Importancia de la presión en tus Neumáticos

Mantener los cauchos en buen estado y cambiarlos según lo indicado por el fabricante son factores importantes, pero una condición que si es imprescindible es el buen inflado de los neumáticos.

La presión del aire de inflado de los neumáticos debe ser la adecuada según el tipo de vehículo y la carga/velocidad del neumático que éste trajo de fábrica; ya que aportan estabilidad, control, adherencia, bienestar, ahorras combustible, reduces las emisiones de CO2 y aseguras un desgaste homogéneo.

Consecuencia de un mal inflado

Si el neumático tiene menor presión de lo indicado por el fabricante, puede originar dificultad en el agarre, desgaste irregular y daños en la llanta. Por el contrario, si la presión se excede de la adecuada puede dar lugar a la pérdida del amortiguado, reduce el agarre al asfalto, o peor aún, existe la posibilidad de perder el control en el manejado. Por suerte, si esto te llegara a suceder, ya te habíamos comentado que hay muchas empresas que pueden auxiliarte en una emergencia de carretera con servicio de grúas las 24 horas y algunos otros para solventar emergencias.

Ventajas del uso de nitrógeno para neumáticos

Revisar los neumáticos antes de viajar o mensual por precaución debe ser una costumbre obligatoria, ya que la presión del aire va disminuyendo a través del tiempo; sin embargo, un inflado con nitrógeno ha hecho de esta actividad algo pasajero y solo por medidas de precaución.

El uso de nitrógeno permite:

  • Brinda mayor adherencia del neumático al asfaltado.
  • Reduce la distancia de frenado.
  • Mantiene la presión adecuada de los neumáticos por más tiempo.
  • Existe un ahorro considerable de combustible.

Cambiar los Neumáticos, una actividad importante de aprender

Existen muchos servicios en Santiago y en Todo Chile que te aseguran un buen reemplazo de tus neumáticos. Pero ¿por qué no aprender? Hoy traemos sencillos pasos para que en cuestiones de minutos puedas continuar tu viaje sin más contratiempos.

Un pinchazo es lo más común que pueda pasarle al neumático de tu vehículo. Esto convierte a tu viaje en un incómodo e inoportuno momento, pero que puede ser resuelto si tienes las herramientas necesarias y sigues los siguientes pasos:

Paso 1. Ubicación segura para revisar la falla

Una vez que te has dado cuenta de la falla de tu neumático, reduce la velocidad y estaciona en un lugar seguro para poder iniciar el reemplazo. Enciende la luz de emergencia como método eficaz para hacer saber que estás en la vía ante una emergencia.

Avisa a los otros conductores que estás bajo una emergencia vial colocando el triángulo de seguridad a una distancia de 50 metros en la parte posterior de tu auto.

Paso 2. Contar con las herramientas adecuadas

Tener las herramientas básicas para el cambio de neumáticos y un gato en perfectas condiciones son necesarias para iniciar un viaje seguro, sí, seguro que no necesitarás otra herramienta más para su reemplazo.

Entre las herramientas están: Cruceta, llave “L”, alicate, llaves fijas, destornillador y el gato. Por supuesto, que nunca te falte linterna, grasas, tornillos y toallas de limpieza. Guarda todas ellas en una caja destinada para su correcto almacenaje.

Paso 3. Acciona el gato

Saca el neumático de repuesto, la crucera y el gato. Se procede a aflojar los tornillos de la llanta en sentido contrario al giro de las aguas del reloj; sin retirar los tornillos coloca el gato debajo del auto, justo al lado del neumático averiado.

Gira la palanca del gato para empezar a levantar el auto hasta que el neumático quede suspendido sin tocar el asfalto y acciona el seguro del gato. Siempre mantente a un lado y no debajo del vehículo.

Paso 4. Retira el neumático averiado

Una vez instalado y asegurado el gato. Se retiran los tornillos, con las dos manos sujetando fuertemente sacas del eje al neumático pinchado.

Paso 5. Reemplaza por el neumático auxiliar

Coloca el neumático auxiliar o de repuesto con fuerza y precisión. De forma manual inserta en los hoyuelos los tornillos que retiraste del neumático original. Con la Cruceta o llave Cruz ajusta levemente cada tornillo.

Paso 6. Retira el gato

Extrae el seguro del gato y gira la palanca y empezará a bajar el automóvil, observarás que el neumático reemplazado tocará el asfalto. En ese momento ya puedes retirar el gato.

Paso 7. Ajusta los tornillos del neumático nuevo

Aprieta los tornillos fuertemente, si es necesario usa las piernas, eso sí, esto hazlo con precaución sin lastimarte, es para asegurarnos que esté totalmente instalado el neumático a la llanta.

Paso 8. Verifica el caucho auxiliar y guarda las herramientas

Con un medidor de presión de neumático portátil verifica si la cantidad de aire es la correcta. Sino debes ir con cuidado hasta un lugar especializado para acondicionar tu neumático reemplazado.

Recuerda siempre colocar todas las herramientas en su caja, guardarlas al igual que el neumático dañado en tu vehículo, por ultimo retira el triángulo de seguridad. Ya puedes quitar la luz de emergencia y continuar en la ruta.

Nuestra recomendación es chequear la presión de los neumáticos en uso como el auxiliar. También se aconseja reparar o cambiar el neumático averiado para que puedas contar con él en otra situación similar.

 Alineación y Balanceo y su repercusión en los neumáticos

Es importante aclarar que la alineación es un proceso diferente al balanceo. Si notas que tu auto se va de un lado para otro, es decir, derecha o izquierda es porque le falta alineación de neumático; Si en cambio, nota que el volante hace movimientos bruscos y al subir la velocidad siente como una vibración o un ruido es porque es necesario un balanceo de neumáticos.

Alineación de neumáticos

En cualquier empresa especialista en neumáticos en Santiago pueden realizar la alineación y balanceo. La alineación es dejar en posición paralela a los neumáticos entre sí y posición perpendicular con respecto al suelo; es decir formando un ángulo de 90°.

La alineación es importante porque alarga la vida útil de los neumáticos, manteniendo la mayor adherencia posible en el asfalto y asegurando una conducción segura.

Si chocamos o caemos en un hoyo o bache de manera brusca podemos perder la alineación de los neumáticos.

alineacion

Debemos alinear los neumáticos periódicamente puede ser cada 5 mil a 10 mil kilómetros o dos veces al año, cuando cambiamos un neumático por avería, o si al soltar el volante esté tiende a irse hacia un lado.

La alineación es un procedimiento rápido entre 30 a 40 minutos. Si no realizamos una a adecuada alineación estamos expuestos a tener neumáticos con un desgaste irregular, la dirección del carro se hace difícil de manejar, la conducción se convierte en incomoda y estresante.

Balanceo de neumáticos

En algún momento de nuestras vidas hemos visto algún auto con una rueda que pareciera tener vida propia, con un movimiento diferente a las demás, esto es falta de balanceo.

Es importante balancear los neumáticos para minimizar la vibración del volante y del auto en general, el desgaste se desarrolla en forma uniforme, el desplazamiento se ejecuta con suavidad y no se dañan los mecanismos como las suspensiones, la transmisión, los amortiguadores, entre otros.

Se recomienda balancear todos los neumáticos cada 5 mil a 10 mil kilómetros. Este procedimiento requiere de mucha precisión así que confía este trabajo en expertos de la materia.